:
:
:
viernes, marzo 21, 2003

Estoy en

www.amqs.com

... escrito a las 8:37 a. m. por almu.


domingo, febrero 16, 2003

Señoras y señores, abróchense los cinturones, suban las bandejas, pongan sus asientos en posición vertical, y actualicen sus links. El vuelo durará unos breves segundos.

Bienvenidos a www.amqs.com

La temperatura exterior es de 3 grados, el cielo está despejado y limpio, y son las 19.19 hora local. Espero que disfruten de su estancia y gracias por elegirnos.

... escrito a las 10:23 a. m. por almu.


sábado, febrero 15, 2003

De pequeña pensaba que las tormentas las hacía dios para asustarnos. Y con la mala leche de fotografiarnos a todos muertos de terror. Porque el relámpago era el flash de una cámara gigante capaz de captar una región entera, llena de animales asustados por el ruido y la furia de dios. Y no entedía cómo no hacía fotos de escenas alegres, como las que veía hacer yo: la vespa de mi padre, una tarta de cumpleaños o yo con algún disfraz. Siempre pensaba que dios nunca tendría a nadie dispuesto a mirar sus álbumes, que los vería enfadado, solo y en su oscuridad.

... escrito a las 1:36 p. m. por almu.


viernes, febrero 14, 2003

Esta tarde la luna estaba disfrazada. Parecía una nube, demasiado pequeña y demasiado redonda, pero una nube, y el sol de ha disfrazado de luna. Y la tarde parecía una noche con un cielo de lunares porque las nubes también se habían disfrazado, pero de estrellas.

... escrito a las 11:26 a. m. por almu.


jueves, febrero 13, 2003

Desde hace unos días me dedico a robar coches. Suelo elegir los que están limpios, tienen buena radio y un bonito color. Así que me dirijo a las calles más apartadas, y cuando me aseguro de que no hay nadie, me hago con el coche y lo llevo a mi jardín. Ya tengo casi veinte coches. Todos aparcados en fila, ordenados por el color. Me falta alguno violeta, naranja metalizado y uno plata para completar mi colección. Los lavo a todas horas, saco brillo, y los encero, y por dentro les paso el aspirador. Entonces me arreglo, me pinto los ojos, los labios, me sirvo una copa, y me hago una fiesta en los asientos atrás. Los delanteros los evito, ya que el retrovisor, con tanto movimiento, me suele dar. Me gusta mover las caderas sentada, mirarme toda pintada en el espejo, moviendo los hombros y pestañeando sin parar.

... escrito a las 3:39 a. m. por almu.


A veces mis sentimientos se guían por estímulos ajenos. Si se me mete algo en el ojo y me llora, en seguida me pongo triste. Si mi perro me hace cosquillas con el rabo, sonrío para el resto del día. Si paso por una salida de aire de metro y me levanta la falda, me vuelvo coqueta. Esos días me siento como una marioneta. Y cuando sopla fuerte el viento, me dejo empujar. Y llego bastante lejos, a los brazos de quien me coja, o al primer árbol con que me cruce, y me quedo quieta, esperando que cambie el viento, y me empuje hacia mi casa, o hacia cualquier otro lugar.

... escrito a las 2:55 a. m. por almu.


miércoles, febrero 12, 2003

Esto me viene por un post de efimera.

Muchas veces, cuando llega la tarde y la calle se empieza a oscurecer, ordeno mi casa, me rodeo de libros y revistas, pongo ese disco, el que le envié a ego, enciendo alguna vela, incienso, que siempre huele a algo que no soy yo, y me siento en mi sofá a fumar, leer y escuchar. Pero a veces la tranquilidad es tan grande, mi casa se ve tan bonita, y todo está tan preparado, que necesito levantarme, apagarlo todo, y salir de allí. La soledad a veces te da un quiebro cuando te crees que estás bien, y te enseña su parte dura, que yo todavía no he aprendido a asimilar. Y empiezo a estar harta, la verdad.

... escrito a las 5:19 a. m. por almu.


Camino por irregulares adoquines con mi sombrero de bombín y mi bastón, mientras silbo alegremente en una noche londinense nublada e iluminada por farolas de gas. La calle está desierta y un murciélago bailotea entre la luz y la cabeza de alguna prostituta, decorada con su hermoso sombrero de plumas que cubre su cabello rojo y éste cae sobre un chal. Las hojas secas de los árboles giran por el suelo y yo las pateo alegremente, recordando el camino hacia el río, en esta ciudad en blanco y negro, donde sólo las mujeres tienen color.
Mi papel está establecido, aunque nadie me ha informado si seré la estrofa de un tema de algún disco, la escena de una peli, o la introducción a una historia que alguien aún no escribió. Por eso sigo caminando alegremente, esperando que algún día encuentre un THE END que de paso a unos créditos donde por fin leeré quién soy yo.

... escrito a las 4:27 a. m. por almu.


Estoy sudando permanentemente desde hace dos días. Como si todo lo hiciese desde una sauna, con el cuerpo cubierto de vapor. Las gotas me caen por el cuerpo, haciéndome cosquillas, y el pelo humedecido por la nuca se me pega y es una incomodidad. Huelo a cremas, a sales de baño y a jabón, ya que el miedo a oler desagradable me obliga a lavarme sin parar. Desespero tanto que me baño y me vuelvo a bañar, y ahora que tengo la piel arrugada y me molesta, salgo a la calle, y dejo de sudar.

... escrito a las 3:13 a. m. por almu.


Mi cabeza, nublada por el humo del tabaco, las drogas y los efectos del alcohol, suele creerse sabia, mostrarse displicente, tensa mi cara y exagera mis gestos. Mi hablar es más simpático que nunca, a veces sacando lo peor de un payaso y lo más extremo de una mujer. Pero la experiencia me ha ido enseñando a matizar estos efectos, tanto que parezco hasta mucho mejor. Entonces surgen falsas amistades, gente que me quiere rodear porque me cree simpática, divertida, abierta, y siempre de buen humor. Y me engaño, me gusta sentirme admirada y por tanto vuelvo a rodearme de ellos, pero, no queriendo defraudarles vuelvo a beber. Encima vienen los años, que tampoco quiero aceptar, deseo seguir siendo esa niña tarada, divertida, libre, con capacidad de asombrar. Hasta que me llega la vejez prematura, las ganas de abandonarme, la madurez atropellada, con una resaca de años, y demasiadas cosas en qué pensar. Y el alcohol, que antes tapaba carencias, ahora tapa media vida, y es incapaz de mostrarme entre otros, como verdaderamente soy. Ahora busco en la vida una permanente diversión irreal, exigiendo que esto sea mejor, más divertido, que los días pasen como una verdadera juerga nocturna, pero sin contar con ese fácil apoyo que ya ni siquiera me causa esa primera excitación. Entonces me enfrento a un acantilado de decepción, de no saber lo que quiero, que me atrapa a una falsa tristeza y decepción, pero con fuerza consigo mantenerme en ella, hasta que las cosas, con el tiempo, vuelven a cambiar. Ya no pido esa fiesta constante y envenenada a mi vida, pido paz. Y como eso es muy difícil, me cuesta años y paciencia, pero al final, termina por llegar. Acabo siendo vieja de verdad, curtida, más sabia a lo mejor, pero aunque la paz del todo nunca llega, hay nuevas cosas que me vuelven loca sin necesidad de luego vomitar.

... escrito a las 3:07 a. m. por almu.


mis enlaces

consumido
egoexmachina
delia
la vida de los gorilas
que trabajo nos manda el sr
don luigi
efimera
lime connection
la decadencia del ingenio
korochi
kaptain kurtz
felisa me muero
virgen y furioso
buho
batidora hormonal
antidepresivos
dislexico
nando caballero
willy sifones
contra
muza
mato tu onda
carcar
a lot of...
blanco
txema
miguel
nuez
grumo
pico
fire
frustrated dreams
tess

archivos